SOBRE EL USO DE COOKIES

Como muchas otras webs, utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario y disfrutar de los vídeos que encontrarás en esta web (las cookies son breves fragmentos de código que almacenan información sobre tu uso en la web). Si quieres más información al respecto puedes visitar nuestra "Protección de datos y Política de Privacidad".

Una vida saludable para los pequeños de la casa

23 de Marzo 2016
 

12 PUNTOS  CLAVE PARA QUE LOS NIÑOS TENGAN UNA VIDA SALUDABLE

 

Los estudios lo demuestran: los niños de este país no tienen un estilo de vida tan saludable  como sería de esperar. La verdad es que el sobrepeso en los más pequeños es de las tasas más altas de Europa y cuando se estudian sus hábitos dietéticos, como es en el caso del estudio ANIBES ( antropometría, ingesta y balance ingesta en España) realizado en más de 400 personas, la conclusión es que casi un 77 % de niños y adolescentes tienen unos hábitos cotidianos que dejan mucho que desear.

En fin, ante este panorama puede ser muy práctico hacer un pequeño decálogo con los puntos que deben tenerse en cuenta si queremos que los más pequeños tengan una vida saludable

1- DESCANSO ADECUADO:

Las horas de sueño son muy importantes. No solo porque el cuerpo descansa sino porque durante la noche hay un montón de procesos fisiológicos que se ponen en marcha y que son imprescindibles para la reparación y el equilibrio del cuerpo.  De ahí que se recomiende que los niños duerman entre 9-10 horas y los adolescentes 8-9h.. Un descanso insuficiente produce cansancio, menos rendimiento intelectua , e incluso un estado de ánimo más bajo…

2- EJERCICIO DIARIO:

Parece, según el estudio AENABE;  las niñas se mueven menos que ellos. En cualquier caso es necesario que los niños y adolescente  hagan como mínimo una hora de ejercicio al día. No tiene que ser forzosamente un deporte. Andar o jugar al aire libre pueden ejercer también como ejercicio. A fin de cuentas, niños y adolescentes pasan un montón de horas en una silla.

3- PANTALLAS : NO MÁS DE UNA HORA AL DÍA

Parece inevitable pero hay que controlar la utilización de pantallas. Especialmente en los niños en edad escolar. Los videojuegos y similares, al igual que la TV, deberían limitarse al fin de semana y solo estar presentes diariamente 30’-1h como máximo…Por el contrario debería incentivarse la lectura , la conversación, el juego, las actividades artísticas…y por qué no, las tareas en casa.

4- FRUTAS SÍ O SÍ

La fruta es un alimento estrella y es importantísimo que los niños la incluyan en su dieta. Un par de piezas es suficiente pero a ser posible deben tomarse enteras. Los zumos de calidad están bien, pero como complemento. Dos piezas de fruta al día es salud para el futuro…Si hay problemas vale la pena recurrir a las frutas vistosas y fáciles como el plátano, las fresas, las cerezas…y si no, hay que poner un poco de creatividad.

5- VERDE  A DIARIO

Lo verde tiene que estar presente cada día. Sea en forma de ensalada, puré de verduras, verdura hervida….Aquí suele haber más problemas que en el caso de la fruta. Sin embargo hay maneras muy apetecibles de tomar verduras. No tiene que limitarse al consabido plato de acelgas hervidas, por supuesto. Desde la típica crema de zanahoria hasta la brocheta de verduras más colorista pasando por pizza o crêpe de verduras.

6- EL  PESCADO  ES DELICIOSO

En general la carne tiene más aceptación entre los más pequeños que el pescado. Sin embargo, hay mil maneras de seducirlos con estos nutritivos alimentos. Desde el filete rebozado, hasta las croquetas pasando por las hamburguesas de pescado o las lasañas de pescado. Hay que poner toda la imaginación posible ara que el pescado entre más de 2 veces a la semana en su menú. Por cierto, muchas veces los más pequeños no toman pescado porque les ofrecemos un pescado francamente poco apetecible.

7- ACEITE DE OLIVA SIEMPRE

Es la grasa más recomendable y la que más propiedades nutricionales tiene. Por supuesto que  a todos nos apetecen las salsas pero es importante que la base de la salsa sea el aceite de oliva. Otra cosa es que el aceite de oliva se puede aromatizar con hierbas, mezclar con zumos de frutas, con especias…etc. Y otra cosa es que hay que habituar a los niños a los sabores genuinos de los alimentos, Por tanto, moderación con condimentos y aderezos.

8- HIDRATARSE

Desde los primeros años hay que habituar al niño al agua. El agua es la bebida base y la más saludable sin duda alguna. El niño, incluso en los días especiales, tiene que comer con agua. La bebidas refrescantes tienen que dejarse para momentos muy puntales y ser realmente un extra. Si queremos dar un extra nutritivo a los niños que no sea agua, mucho mejor los zumos de fruta.

9- HAY QUE VOLVER AL PAN

El pan de calidad es un producto genuinamente mediterráneo y sano. Está compuesto de harina, agua y sal. Es un excelente alimento para todos y especialmente para los niños. El pan artesano no aporta azúcares añadidos ni grasas. No se puede decir lo mismo de los cereales de desayuno, de las galletas o de cualquier otro producto de bollería. Es cierto que el pan es menos práctico que otros productos en algunos aspectos pero nutricionalmente puede ser mucho más interesante. Un buen bocadillo siempre es mejor que cualquier producto de Bollería…

10- CHUCHES  BAJO CONTROL

Son una gran tentación y son realmente vistosas. Pero tenemos que recordar que las chuches en general son azúcar, colorante y poco  más… No se trata de  reprimir absolutamente este tema entre los más pequeños pero si de tener los chuches bajo control. Cuando el  niño tenga edad suficiente, hay que explicarle de que están compuestos estos productos y sus  posibles efectos en el cuerpo.

11- DIETA VARIADA Y PLANIFICADA

Los niños tienen que comer variado y su dieta diaria ha de ser completa. Para ello será imprescindible que las cenas complementen las comidas. También es recomendable variar los desayunos y meriendas. Es importante que la familia planifique las comidas.

12- DAR   EJEMPLO Y EXPLICAR

De poco servirá dar una gran ensalada a los más pequeños de la casa si después los más mayores picotean patatas fritas o galletas delante del tv….Los niños tienen que ver coherencia entre lo que se les sugiere y lo que hacen los padres. No se puede prohibir chuches o bebidas refrescantes sin acompañar con el ejemplo.

 

Dra. Magda  Carlas